16 may. 2011

RETABLO DE SAN GIL.


El retablo está formado por once tablas de nogal recubiertas con un lienzo y pintadas al óleo, dispuestas en cinco calles y en horizontal en una predela y dos cuerpos. En las once tablas están realizadas trece pinturas.

Es de estilo gótico, finales del siglo XV. Propiedad del Excmo. Ayuntamiento de Béjar, como muy claramente reza en la leyenda de su base.

En la predela, dos tablas apaisadas con sendas escenas de los últimos años de Jesucristo. Estas tablas son las que tienen los detalles más precisos de todo el retablo.

En el primer cuerpo se disponen cuatro tablas con escenas de los primeros años de la vida de Jesús.

En el segundo cuerpo otras cuatro tablas,que se refieren a la vida y muerte de San Gil y una del Santo, situada entre las anteriores. En las dos de la izquierda se representa al rey Childeberto de caza frente a la cueva de San Gil y al Santo dando su capa a un enfermo que sanará al ponérsela. En las situadas a la derecha, en una aparece San Gil celebrando misa - a la que asiste el Rey - en el momento que un ángel revela al Santo un pecado oculto de Carlomagno, siendo este último liberado del demonio y en la otra, la muerte de San Gil, rodeado de monjes y un ángel subiendo su alma en forma de niño.

En la única tabla de la calle central, situada entre las descritas anteriormente, se representa a San Gil nimbado, vestido con larga túnica y capa. En la mano derecha un báculo y en la izquierda muestra un libro abierto donde se lee:“Sante Egide natione grequs a preclaris parentibus originem duxit ora pro populo e pro vila ista”. Delante del santo una pequeña cierva y en el fondo un dosel brocado.

Desde la secularización de la iglesia de San Gil, el retablo se guardaba en el convento de San Francisco. Está en muy mal estado de conservación y don Ramón Olleros Gregorio, alcalde de Béjar (1957-1962), considera que es necesaria su restauración y se lo encarga a don Francisco Núñez de Celis, profesor de la Escuela Central de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid 15.

En cuanto a los detalles de los trabajos de restauración que se realizaron en algunas de las tablas del retablo en la Escuela de Bellas Artes, podemos destacar que:

Durante el curso 1958-1959, dirigido por el profesor don Francisco Núñez Losada, se restaura la tabla en la que se representa al rey Childeberto de caza, frente a la cueva de San Gil. Se encuentra desajustada, el color desprendiéndose en varias zonas, grietas y agujeros. Se procede al ajuste y encolado de las tablas, sentado del color, estucado, limpieza, retoque y barnizado.

En el mismo curso, se repara la tabla de la Misa de San Gil que está en similares condiciones y se aplican las mismas técnicas empleadas en la anterior, realizando el trabajo doña Pilar Seoane y también se restaura la que tiene las imágenes de la muerte de San Gil, que además de la veladura por suciedad, presenta travesaños sueltos, desprendimiento de pintura en algunas zonas y ocho agujeros. Se realiza el ajuste y encolado de los travesaños, encalado de las juntas de las tablas en la cara posterior, relleno de los agujeros, estucado, limpieza y retoque. Del trabajo se encomienda doña Amalia Escauriaza.

En el curso 1959-1960, bajo la dirección del profesor don Francisco Núñez de Celis, se restaura la tabla de la Presentación de Jesús en el Templo. Se encuentra con los listones de sujeción sueltos y rotos y en varias zonas, la pintura en malas condiciones como consecuencia de una restauración anterior deficiente. Se procede a la fijación de los listones y encolado de la tabla en su cara posterior. Doña Ana Muñoz González se encarga de su restauración.

Una vez restaurado, en octubre de 1960, don Ramón Olleros Gregorio envía un oficio a don Francisco Núñez de Celis, en el que le manifiesta el gran interés que ha puesto en realizar el encargo y le adjunta una fotografía del retablo una vez montado provisionalmente en Béjar.

3 comentarios:

  1. Muy interesante este documento relacionado con la restauración del retablo. Unas fotografías que se podrían exponer junto al retablo para poder ver el estado en el que se encontraba antes de ser restaurado.

    ResponderEliminar
  2. El retablo está formado por once tablas de nogal recubiertas con un lienzo y pintadas al óleo, dispuestas en cinco calles y en horizontal en una predela y dos cuerpos. En las once tablas están realizadas trece pinturas.

    Es de estilo gótico, finales del siglo XV. Propiedad del Excmo. Ayuntamiento de Béjar, como muy claramente reza en la leyenda de su base.

    En la predela, dos tablas apaisadas con sendas escenas de los últimos años de Jesucristo. Estas tablas son las que tienen los detalles más precisos de todo el retablo.

    En el primer cuerpo se disponen cuatro tablas con escenas de los primeros años de la vida de Jesús.

    En el segundo cuerpo otras cuatro tablas,que se refieren a la vida y muerte de San Gil y una del Santo, situada entre las anteriores. En las dos de la izquierda se representa al rey Childeberto de caza frente a la cueva de San Gil y al Santo dando su capa a un enfermo que sanará al ponérsela. En las situadas a la derecha, en una aparece San Gil celebrando misa - a la que asiste el Rey - en el momento que un ángel revela al Santo un pecado oculto de Carlomagno, siendo este último liberado del demonio y en la otra, la muerte de San Gil, rodeado de monjes y un ángel subiendo su alma en forma de niño.

    En la única tabla de la calle central, situada entre las descritas anteriormente, se representa a San Gil nimbado, vestido con larga túnica y capa. En la mano derecha un báculo y en la izquierda muestra un libro abierto donde se lee:“Sante Egide natione grequs a preclaris parentibus originem duxit ora pro populo e pro vila ista”. Delante del santo una pequeña cierva y en el fondo un dosel brocado.

    Desde la secularización de la iglesia de San Gil, el retablo se guardaba en el convento de San Francisco. Está en muy mal estado de conservación y don Ramón Olleros Gregorio, alcalde de Béjar (1957-1962), considera que es necesaria su restauración y se lo encarga a don Francisco Núñez de Celis, profesor de la Escuela Central de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid 15.

    En cuanto a los detalles de los trabajos de restauración que se realizaron en algunas de las tablas del retablo en la Escuela de Bellas Artes, podemos destacar que:

    Durante el curso 1958-1959, dirigido por el profesor don Francisco Núñez Losada, se restaura la tabla en la que se representa al rey Childeberto de caza, frente a la cueva de San Gil. Se encuentra desajustada, el color desprendiéndose en varias zonas, grietas y agujeros. Se procede al ajuste y encolado de las tablas, sentado del color, estucado, limpieza, retoque y barnizado.

    En el mismo curso, se repara la tabla de la Misa de San Gil que está en similares condiciones y se aplican las mismas técnicas empleadas en la anterior, realizando el trabajo doña Pilar Seoane y también se restaura la que tiene las imágenes de la muerte de San Gil, que además de la veladura por suciedad, presenta travesaños sueltos, desprendimiento de pintura en algunas zonas y ocho agujeros. Se realiza el ajuste y encolado de los travesaños, encalado de las juntas de las tablas en la cara posterior, relleno de los agujeros, estucado, limpieza y retoque. Del trabajo se encomienda doña Amalia Escauriaza.

    En el curso 1959-1960, bajo la dirección del profesor don Francisco Núñez de Celis, se restaura la tabla de la Presentación de Jesús en el Templo. Se encuentra con los listones de sujeción sueltos y rotos y en varias zonas, la pintura en malas condiciones como consecuencia de una restauración anterior deficiente. Se procede a la fijación de los listones y encolado de la tabla en su cara posterior. Doña Ana Muñoz González se encarga de su restauración.

    Una vez restaurado, en octubre de 1960, don Ramón Olleros Gregorio envía un oficio a don Francisco Núñez de Celis, en el que le manifiesta el gran interés que ha puesto en realizar el encargo y le adjunta una fotografía del retablo una vez montado provisionalmente en Béjar.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante. Gracias

    ResponderEliminar