15 oct. 2011

DOCUMENTO

MARIANO HERRERO, ALCALDE DE BÉJAR

El día 14 de julio del año de gracia de 1824, Fernando VII, después de consultar a la Cámara de Corregimientos, firma una orden en su residencia veraniega de Sacedón (en el Real Sitio de la Isabela, actualmente bajo las aguas del embalse de Buendía, Guadalajara), dirigida al Concejo, Justicia, Regidores, Caballeros, Escuderos, Oficiales y a los hombres buenos de la Villa de Béjar, nombrando a Mariano Herrero Prieto, Alcalde Mayor de Béjar. Con este nombramiento, el rey pretende conseguir su justicia, paz y sosiego por un espacio de seis años. A Mariano le permitirá oír, librar y determinar los pleitos y causas civiles y criminales y los demás derechos pertenecientes a los alcaldes mayores.

Para que Mariano pueda ejercer el expresado oficio, Fernando VII ordena en el real título, que..."le dareis el favor y ayuda que hubiere menester con vuestras personas y gente, sin que en ello le pongan ni consintais poner embarazo ni contradicion alguna... Y mando que al tiempo que le recibais á este oficio, tomeis de el fianzas legas, llanas y abonadas de que dará la residencia que las leyes de estos mis Reynos disponen, así por lo tocante á él como por los negocios que durante su exercicio se le cometieren, y que residirá en dicha Alcaldía mayor como es obligado, sin hacer mas ausencia que la permitida por la ley, y entonces no pueda entrar en mi Corte sin licencia mia ó del Gobernador del mi Consejo”.

Cuando Mariano cese en el cargo de Alcalde, deberá dejar a su sucesor una relación jurada y firmada, en la que exprese las obras públicas de calzadas, puentes, caminos, empedrados, plantíos y otras obras que hubiese hecho, concluido o comenzado en su mandato y el estado en que se hallaren las demás que fueren necesarias o convenientes, según su mayor necesidad o utilidad y los medios para promoverlas. También referenciaría el estado de la agricultura, granjería, industria, artes, comercio y aplicación del vecindario. Además mencionaría los atrasos y perjuicios ocasionados, exponiendo los recursos y remedios que considere.

Cayetano Muñoz de la Peña, escribano del Rey Nuestro Señor, público, único y privativo del Ayuntamiento de la Villa de Béjar, certifica que Mariano toma posesión de Alcalde Mayor de la Villa y Tierra de Béjar, el 2 de septiembre de 1824, de manos del Alcalde Mayor interino, Francisco de Paula Grande.

En este, su primer cargo profesional, estuvo diez meses y veintidós días, por lo que percibe cinco mil quinientos reales.

Al año siguiente de la toma de posesión de la alcaldía de Béjar y estando de Alcalde del Crimen de la Audiencia de Valencia, Mariano contrae matrimonio con Micaela Sánchez Ocaña, en la iglesia parroquial de El Salvador de Béjar, el 26 de junio del año 1825. Micaela es hija de Andrés Sánchez Ocaña y de Bartolina López de Hontiveros, naturales de Béjar.

Un hijo de Andrés y de Bartolina y por tanto, cuñado de Mariano Herrero, es el Excmo. Sr. D. José Sánchez Ocaña López de Hontiveros.

Mariano Herrero es oriundo de Palencia, nace el 9 de septiembre de 1798. Estudia bachillerato en Valladolid y abogacía en Galicia.

Posteriormente de ser alcalde de Béjar, le nombran para los siguientes cargos: Alcalde del Crimen de la Audiencia de Valencia (1825); Juez General de Vagos de la Capital de Valencia (1826); Asesor General del Juzgado de Guarda Costa de Valencia (1831); Teniente Corregidor de Madrid y Oidor de la Audiencia de Valladolid (1834); Jefe Político de León (1840), de Gerona (1843), de Burgos (1844), de Salamanca (1845), de Valladolid (1847); Jefe Político de La Coruña, Inspector de la Administración Civil y Administrador del Correo General en el año 1848 e Inspector supernumerario de la Administración Civil en 1850.

Nicomedes Martín Mateos (Hijo Predilecto de Béjar, distinción concedida el día 3 de diciembre de 1886), Presidente del Ayuntamiento Constitucional de Béjar, felicita a don Mariano Herrero el día 27 de enero del año 1851 y le considera merecedor del alto cargo de Diputado de las Cortes, recordándole al mismo tiempo, que es conocedor de las necesidades que tiene la Ciudad de Béjar.

En la hoja de servicios de Mariano, en el cargo de Juez General de Vagos de la Capital de Valencia, reza: “Que como tal Juez de Vagos, ha formado más de cuatro mil causas a los de esta Clase, persiguiendo activa y constantemente a los malhechores y gente de mal vivir, habiendo aprehendido por sí mismo y en compañía de su ronda, noventa y cinco ladrones de robos en cuadrillas, ocupándoles considerable porción de efectos robados, armas y herramientas y otra multitud de útiles de que se servían para la ejecución de sus rapiñas y salteamientos. Asimismo prendió seis por robos simples, diez y nueve encubridores de ladrones y efectos robados, veinte y cuatro procesados por muertes violentas, doce de heridas, veinte y dos de armas prohibidas, ocho por contrabando, diez y siete desertores de Presidio y trece del Ejército”.

Mariano Herrero se casa con Micaela, hija de Andrés y Bartolina.

Andrés Sánchez Ocaña, suegro de Mariano, es hijo de Manuel Sánchez Ocaña y de María Antonia Gómez, naturales de Béjar. Bartolina, esposa de Andrés, es hija de Juan López Hontiveros (Tesorero del Duque de Béjar), natural de Hervás y de María Gil y Zúñiga, de Béjar.

Andrés y Bartolina tienen siete hijos: Pedro, Teresa, José, Antonio, Juan Manuel, Manuel y Micaela Sánchez Ocaña López de Hontiveros (esposa de Mariano).

Tras fallecer Bartolina, Andrés se casa en segundas nupcias con su cuñada Manuela. Dicha señora tiene tres hermanos: Juan Manuel (vicario y juez eclesiástico de la Villa de Béjar y su Partido), Manuel y Miguel María López de Hontiveros.

Un hijo de Andrés y de Bartolina y por tanto, cuñado de Mariano Herrero, es el Excmo. Sr. D. José Sánchez Ocaña López de Hontiveros.

José Sánchez Ocaña nace en Béjar el 15 de octubre del 1798 y fallece en Madrid en el año 1887.

José inicia sus estudios en San Isidro de Madrid, donde realiza varios cursos de una carrera literaria. Tiene que abandonar dicha carrera y continúa con estudios administrativos. Empieza a trabajar en el año 1816 de subalterno en la Dirección General de Rentas.

En 1833, reinando Isabel II, es oficial del Ministerio de Hacienda. Llega a secretario para la sección de la hacienda del Consejo Real de España e Indias, en 1836. Ocupa el cargo de Intendente de Provincia y desempeña su trabajo en diferentes destinos: Almería, Córdoba, Valencia, Sevilla, Málaga y Madrid.

Alejandro Mon, Ministro de Hacienda y reformador del sistema económico, le confía varios trabajos para el nuevo plan tributario. Por su gran valía, nombra a José, Director General de Contribuciones Directas, posteriormente, Director General del Tesoro Público y por último, Director de la Deuda Pública, (por este último cargo, le designan un sueldo de 50.000 reales). Alejandro Mon le propone a S. M. para la Gran Cruz de Isabel la Católica, que le conceden en el año 1848.

Siendo ministro Juan Bravo Murillo, le nombran Subsecretario del Ministerio de Hacienda.

Es Senador por la provincia de Salamanca desde año 1837 hasta 1845. En el año 1842 también lo es por Ciudad Real

Perteneciendo al partido moderado, es elegido Diputado por Béjar en el año 1840 y la representa en las legislaturas de los años 1846 al 1854, de 1857 a 1858 y de 1864 a 1865.

Es Ministro de Hacienda en dos ocasiones: Una del 14 de enero al 30 de abril de 1858, estando en la presidencia Francisco Javier de Istúriz, y otra desde el 10 de febrero al 23 de abril de 1868, con Ramón María de Narváez.

Durante el periodo revolucionario de 1868 al 1874, está alejado de la política.

En el año 1876, a los dos años de ser proclamado Alfonso XII, José vuelve como Senador por la provincia de Salamanca, en esta ocasión por el partido conservador. Le nombran Senador vitalicio al año siguiente, (cobrando 40.000 reales), estando de ministro Antonio Cánovas del Castillo. En esta última etapa de su vida, forma parte del comité directivo del partido conservador en el Senado.

En el año 1855 publica una obra titulada: “Reseña histórica sobre el estado de la Hacienda y del Tesoro Público en España, durante la administración progresista y moderada”.

Estando de Subsecretario de Hacienda, el 27 de mayo del año 1850, consigue que la reina Isabel II conceda a la Villa de Béjar el rango de Ciudad; tras la petición que había realizado, por consejo suyo, el Ayuntamiento de Béjar.

Siendo Ministro de Fomento Mariano Miguel de Reinoso, José logra que el día 20 de julio del 1852, se funde la Escuela Industrial en la Ciudad de Béjar.

Al Excmo. Sr. D. José Sánchez Ocaña López de Hontiveros le recordamos al denominar un tramo de la Calle Mayor (conocido anteriormente por Comendador) con el nombre de Sánchez Ocaña, situado entre el de General Pardiñas y el de Reinoso.

3 comentarios:

  1. MARIANO HERRERO, ALCALDE DE BÉJAR


    El día 14 de julio del año de gracia de 1824, Fernando VII, después de consultar a la Cámara de Corregimientos, firma una orden en su residencia veraniega de Sacedón (en el Real Sitio de la Isabela, actualmente bajo las aguas del embalse de Buendía, Guadalajara), dirigida al Concejo, Justicia, Regidores, Caballeros, Escuderos, Oficiales y a los hombres buenos de la Villa de Béjar, nombrando a Mariano Herrero Prieto, Alcalde Mayor de Béjar. Con este nombramiento, el rey pretende conseguir su justicia, paz y sosiego por un espacio de seis años. A Mariano le permitirá oír, librar y determinar los pleitos y causas civiles y criminales y los demás derechos pertenecientes a los alcaldes mayores.

    Para que Mariano pueda ejercer el expresado oficio, Fernando VII ordena en el real título, que..."le dareis el favor y ayuda que hubiere menester con vuestras personas y gente, sin que en ello le pongan ni consintais poner embarazo ni contradicion alguna... Y mando que al tiempo que le recibais á este oficio, tomeis de el fianzas legas, llanas y abonadas de que dará la residencia que las leyes de estos mis Reynos disponen, así por lo tocante á él como por los negocios que durante su exercicio se le cometieren, y que residirá en dicha Alcaldía mayor como es obligado, sin hacer mas ausencia que la permitida por la ley, y entonces no pueda entrar en mi Corte sin licencia mia ó del Gobernador del mi Consejo”.

    Cuando Mariano cese en el cargo de Alcalde, deberá dejar a su sucesor una relación jurada y firmada, en la que exprese las obras públicas de calzadas, puentes, caminos, empedrados, plantíos y otras obras que hubiese hecho, concluido o comenzado en su mandato y el estado en que se hallaren las demás que fueren necesarias o convenientes, según su mayor necesidad o utilidad y los medios para promoverlas. También referenciaría el estado de la agricultura, granjería, industria, artes, comercio y aplicación del vecindario. Además mencionaría los atrasos y perjuicios ocasionados, exponiendo los recursos y remedios que considere.

    Cayetano Muñoz de la Peña, escribano del Rey Nuestro Señor, público, único y privativo del Ayuntamiento de la Villa de Béjar, certifica que Mariano toma posesión de Alcalde Mayor de la Villa y Tierra de Béjar, el 2 de septiembre de 1824, de manos del Alcalde Mayor interino, Francisco de Paula Grande.

    En este, su primer cargo profesional, estuvo diez meses y veintidós días, por lo que percibe cinco mil quinientos reales.

    Al año siguiente de la toma de posesión de la alcaldía de Béjar y estando de Alcalde del Crimen de la Audiencia de Valencia, Mariano contrae matrimonio con Micaela Sánchez Ocaña, en la iglesia parroquial de El Salvador de Béjar, el 26 de junio del año 1825. Micaela es hija de Andrés Sánchez Ocaña y de Bartolina López de Hontiveros, naturales de Béjar.

    Un hijo de Andrés y de Bartolina y por tanto, cuñado de Mariano Herrero, es el Excmo. Sr. D. José Sánchez Ocaña López de Hontiveros.

    ResponderEliminar
  2. Mariano Herrero es oriundo de Palencia, nace el 9 de septiembre de 1798. Estudia bachillerato en Valladolid y abogacía en Galicia.

    Posteriormente de ser alcalde de Béjar, le nombran para los siguientes cargos: Alcalde del Crimen de la Audiencia de Valencia (1825); Juez General de Vagos de la Capital de Valencia (1826); Asesor General del Juzgado de Guarda Costa de Valencia (1831); Teniente Corregidor de Madrid y Oidor de la Audiencia de Valladolid (1834); Jefe Político de León (1840), de Gerona (1843), de Burgos (1844), de Salamanca (1845), de Valladolid (1847); Jefe Político de La Coruña, Inspector de la Administración Civil y Administrador del Correo General en el año 1848 e Inspector supernumerario de la Administración Civil en 1850.

    Nicomedes Martín Mateos (Hijo Predilecto de Béjar, distinción concedida el día 3 de diciembre de 1886), Presidente del Ayuntamiento Constitucional de Béjar, felicita a don Mariano Herrero el día 27 de enero del año 1851 y le considera merecedor del alto cargo de Diputado de las Cortes, recordándole al mismo tiempo, que es conocedor de las necesidades que tiene la Ciudad de Béjar.

    En la hoja de servicios de Mariano, en el cargo de Juez General de Vagos de la Capital de Valencia, reza: “Que como tal Juez de Vagos, ha formado más de cuatro mil causas a los de esta Clase, persiguiendo activa y constantemente a los malhechores y gente de mal vivir, habiendo aprehendido por sí mismo y en compañía de su ronda, noventa y cinco ladrones de robos en cuadrillas, ocupándoles considerable porción de efectos robados, armas y herramientas y otra multitud de útiles de que se servían para la ejecución de sus rapiñas y salteamientos. Asimismo prendió seis por robos simples, diez y nueve encubridores de ladrones y efectos robados, veinte y cuatro procesados por muertes violentas, doce de heridas, veinte y dos de armas prohibidas, ocho por contrabando, diez y siete desertores de Presidio y trece del Ejército”.

    ResponderEliminar
  3. Mariano Herrero se casa con Micaela, hija de Andrés y Bartolina.

    Andrés Sánchez Ocaña, suegro de Mariano, es hijo de Manuel Sánchez Ocaña y de María Antonia Gómez, naturales de Béjar. Bartolina, esposa de Andrés, es hija de Juan López Hontiveros (Tesorero del Duque de Béjar), natural de Hervás y de María Gil y Zúñiga, de Béjar.

    Andrés y Bartolina tienen siete hijos: Pedro, Teresa, José, Antonio, Juan Manuel, Manuel y Micaela Sánchez Ocaña López de Hontiveros (esposa de Mariano).

    Tras fallecer Bartolina, Andrés se casa en segundas nupcias con su cuñada Manuela. Dicha señora tiene tres hermanos: Juan Manuel (vicario y juez eclesiástico de la Villa de Béjar y su Partido), Manuel y Miguel María López de Hontiveros.

    Un hijo de Andrés y de Bartolina y por tanto, cuñado de Mariano Herrero, es el Excmo. Sr. D. José Sánchez Ocaña López de Hontiveros.

    José Sánchez Ocaña nace en Béjar el 15 de octubre del 1798 y fallece en Madrid en el año 1887.

    José inicia sus estudios en San Isidro de Madrid, donde realiza varios cursos de una carrera literaria. Tiene que abandonar dicha carrera y continúa con estudios administrativos. Empieza a trabajar en el año 1816 de subalterno en la Dirección General de Rentas.

    En 1833, reinando Isabel II, es oficial del Ministerio de Hacienda. Llega a secretario para la sección de la hacienda del Consejo Real de España e Indias, en 1836. Ocupa el cargo de Intendente de Provincia y desempeña su trabajo en diferentes destinos: Almería, Córdoba, Valencia, Sevilla, Málaga y Madrid.

    Alejandro Mon, Ministro de Hacienda y reformador del sistema económico, le confía varios trabajos para el nuevo plan tributario. Por su gran valía, nombra a José, Director General de Contribuciones Directas, posteriormente, Director General del Tesoro Público y por último, Director de la Deuda Pública, (por este último cargo, le designan un sueldo de 50.000 reales). Alejandro Mon le propone a S. M. para la Gran Cruz de Isabel la Católica, que le conceden en el año 1848.

    Siendo ministro Juan Bravo Murillo, le nombran Subsecretario del Ministerio de Hacienda.

    Es Senador por la provincia de Salamanca desde año 1837 hasta 1845. En el año 1842 también lo es por Ciudad Real

    Perteneciendo al partido moderado, es elegido Diputado por Béjar en el año 1840 y la representa en las legislaturas de los años 1846 al 1854, de 1857 a 1858 y de 1864 a 1865.

    Es Ministro de Hacienda en dos ocasiones: Una del 14 de enero al 30 de abril de 1858, estando en la presidencia Francisco Javier de Istúriz, y otra desde el 10 de febrero al 23 de abril de 1868, con Ramón María de Narváez.

    Durante el periodo revolucionario de 1868 al 1874, está alejado de la política.

    En el año 1876, a los dos años de ser proclamado Alfonso XII, José vuelve como Senador por la provincia de Salamanca, en esta ocasión por el partido conservador. Le nombran Senador vitalicio al año siguiente, (cobrando 40.000 reales), estando de ministro Antonio Cánovas del Castillo. En esta última etapa de su vida, forma parte del comité directivo del partido conservador en el Senado.

    En el año 1855 publica una obra titulada: “Reseña histórica sobre el estado de la Hacienda y del Tesoro Público en España, durante la administración progresista y moderada”.

    Estando de Subsecretario de Hacienda, el 27 de mayo del año 1850, consigue que la reina Isabel II conceda a la Villa de Béjar el rango de Ciudad; tras la petición que había realizado, por consejo suyo, el Ayuntamiento de Béjar.

    Siendo Ministro de Fomento Mariano Miguel de Reinoso, José logra que el día 20 de julio del 1852, se funde la Escuela Industrial en la Ciudad de Béjar.

    Al Excmo. Sr. D. José Sánchez Ocaña López de Hontiveros le recordamos al denominar un tramo de la Calle Mayor (conocido anteriormente por Comendador) con el nombre de Sánchez Ocaña, situado entre el de General Pardiñas y el de Reinoso.

    ¡Gracias Pepe!

    ResponderEliminar