7 jul. 2009

UNA FOTOGRAFÍA, UNA PEQUEÑA HISTORIA TEXTIL


Esta fotografía de la casa- obrador puede fecharse en torno a 1903 y 1905 y apareció en el periódico El Combate con motivo de la entrega de la medalla de oro a esta empresa en la Exposición Hispano- Francesa de Zaragoza en 1908.

Por entonces regentaba la fábrica María Martínez de Soto, viuda de Higinio Cascón Torrico (1820- 1884), el verdadero fundador de esta casa- fábrica. La puso en marcha al finalizar la Guerra Carlista en 1875, cuando Béjar y su industria estaban sufriendo una grave crisis económica. A la muerte de éste, deja la fábrica a su mujer y a sus hijos con el nombre de “Viuda de Higinio Cascón”, nombre que regía en el momento en que se tomó la fotografía.

Se trata de una vista tomada desde las Olivillas que permite ver por completo el edificio y el huerto que le precedía. Constaba de 4 pisos: los tres inferiores dedicados a la producción textil y el tercero a vivienda de los propietarios. Abajo, junto a las piezas tendidas se apiñan los obreros, mujeres y hombres, con lana a sus pies. Un personaje destaca por no vestir de blusón, sino de traje y sombrero a pesar de encontrarse en plena adolescencia. Se trata de Higinio Cascón Núñez, hijo de uno de los propietarios, Segundo Cascón Martínez y nieto del fundador.

Por los balcones se asoman personas ansiosas por quedar inmortalizadas en la foto. Destaca sobre todo el tercer piso, que da a la calle Colón por el gran desnivel en que se asienta el edificio. En la parte derecha de él, varios personajes bien vestidos se asoman. Se supone que son los propietarios, aunque desconocemos quienes son cada uno. Probablemente el señor del uniforme militar puede ser Leocadio Cascón Martínez, el hijo mayor del fundador. Los otros dos son probablemente Segundo y Juan Cascón Martínez, sus hermanos, ya que un cuarto vástago de Higinio Cascón Torrico, Crisantos, más pequeño, no encajaría con la edad aparente de estos personajes. En el piso superior, el de la casa, dos mujeres y una niña se asoman apoyadas en la barandilla. Todo hace pensar que la pequeña sea Felipa Cascón Núñez, hermana del adolescente que está entre los obreros de abajo.

Hacia 1910 se produce una escisión entre los hermanos- propietarios, y después de varias vicisitudes y la muerte de María Martínez, el edificio de la fábrica queda dividido en dos, econonómicamente, pues en las dos partes se fundan dos razones sociales diferentes, y literalmente, pues una pared hará de división entre ambas.

Una, la de la izquierda de la foto servirá para instalar su pequeña fábrica, que posteriormente irá creciendo, a Higinio Cascón Núñez; la de la derecha, pasará a manos de Leocadio Cascón Martínez, tío del anterior, al que pondrá el nombre de “Hijo de Higinio Cascón” (Torrico). Juan y Crisantos Cascón Martínez, por su parte, fundaron fábricas en otros lugares de Béjar. El primero lo hará en la calle Colón 16 y posteriormente en Olivillas 3.



2 comentarios:

  1. Tomemos buena nota de la foto,porque la mitad del edificio tan magnífico que vemos
    aquí,ha desaparecido para dejar sitio a un modernísssssimo antro que no nos contará más historias de las que la tele nos quiera ofrecer.Seguro.

    ResponderEliminar
  2. jesus chover martinez22 de agosto de 2009, 17:30

    Extraño no ? , en un principio parecía que para edificar era preciso respetar el aspecto y sillerías exteriores ....pero por arte de magia se ha destruído en su totalidad y se han rebasado , con mucho,las alturas es realmente un monumento a la destrucción del patrimonio.
    Tengo especial dolor ,pues esa fue la casa de mis padres y dónde pasé mis primeros 20 años de vida ,mi abuelo era el jovencito de traje y sombrero que está en la parte de abajo a la derecha , Higinio Cascón Núñez.
    Por cierto creo que debéis cambiar el título por el de "Una gran historia textil".

    ResponderEliminar