12 jun. 2010

CASA CARIDAD- MEMORIA 1904



Memoria redactada por el contador de la junta directiva de la Casa de Caridad de Béjar, entre el periodo 1 de julio de 1903 y 10 de julio de 1904. Folleto en 8º mayo de 12 páginas. Siendo dicho contador don Ezequiel Moreno. En él relata los importantes acontecimientos sucedidos durante dicha época.
En agosto se le notifica el desaucio del edificio que habitaban.
Al fallecer el Excmo Sr.D.Jerónimo Rodríguez Yagüe deja 2.500 pesetas al Asilo, recomendado a su familia que adquiera en propiedad un edificio para albergar a los pobres asilados.
Con el capital inactivo existente en el Asilo, se acuerda adquirir 10.000 pesetas nominales de deuda perpetua al 4%, de cuya compra se encarga el presidente, don Francisco Gómez-Rodulfo López.
El 30 de septiembre, la testamentaría del Sr. Rodriguez Yagüe comunica haber adquirido un edificio.
En Béjar se produce una huelga en la industria textil a primeros de septiembre, que dura hasta el mes de marzo, produciendo una situación muy difícil para todo Béjar y su comarca. De las 25 comidas comidas externas que reparte el Asilo pasan a ser 120.
El nuevo edifio se tiene que reparar y adecuar y cuesta 2.200 pesetas. La viuda de don Jerónimo, doña Manuela Rodríguez Arias envía 1.000 pesetas y el señor Gómez-Rodulfo Yagüe pone a disposición del Asilo un anticipo reintegrable, sin intereses, de otras 1.000 pesetas.
Una comisión de la junta directiva visita a Doña Manuela Rodrríguez Arias para comunicar el estado de necesidad en el que se encuentra el Asilo y doña Manuela la informa que la escritura de venta del edificio se había otorgado a su favor, circunstancia desconocida para el Asilo.
Para la reunión celebrada el día 10 de julio de 1904, doña Manuela envía una carta, que dice: ”En contestación a su muy atenta 6 del corriente, debo comunicarles que la Escritura de compra-venta de la casa que habita ese Asilo, está otorgada a mi nombre; y cumpliendo los deseos de mi difunto esposo,(q. e. p. d.), la dono en pleno dominio a la Casa de Caridad del Buen Pastor con las expresadas limitaciones: 1ª De que si este Asilo desapareciere, se fusionara a otro Establecimiento, o variara esencialmente en su organización actual, volverán a mi poder o al de mis herederos el inmueble donado y sus accesorios y 2ª De que dicha casa y accesorios no podrán ser enagenados ni gravados”.
Para poder satisfacer las obligaciones pendientes de pago se venden la mitad de las acciones.

Con la ayuda de todos, en la Ciudad de Béjar, esta institución es el mayor símbolo de la fraternidad entre los bejaranos

2 comentarios:

  1. Memoria redactada por el contador de la junta directiva de la Casa de Caridad de Béjar, entre el periodo 1 de julio de 1903 y 10 de julio de 1904. Folleto en 8º mayo de 12 páginas. Siendo dicho contador don Ezequiel Moreno. En él relata los importantes acontecimientos sucedidos durante dicha época.
    En agosto se le notifica el desaucio del edificio que habitaban.
    Al fallecer el Excmo Sr.D.Jerónimo Rodríguez Yagüe deja 2.500 pesetas al Asilo, recomendado a su familia que adquiera en propiedad un edificio para albergar a los pobres asilados.
    Con el capital inactivo existente en el Asilo, se acuerda adquirir 10.000 pesetas nominales de deuda perpetua al 4%, de cuya compra se encarga el presidente, don Francisco Gómez-Rodulfo López.
    El 30 de septiembre, la testamentaría del Sr. Rodriguez Yagüe comunica haber adquirido un edificio.
    En Béjar se produce una huelga en la industria textil a primeros de septiembre, que dura hasta el mes de marzo, produciendo una situación muy difícil para todo Béjar y su comarca. De las 25 comidas comidas externas que reparte el Asilo pasan a ser 120.
    El nuevo edifio se tiene que reparar y adecuar y cuesta 2.200 pesetas. La viuda de don Jerónimo, doña Manuela Rodríguez Arias envía 1.000 pesetas y el señor Gómez-Rodulfo Yagüe pone a disposición del Asilo un anticipo reintegrable, sin intereses, de otras 1.000 pesetas.
    Una comisión de la junta directiva visita a Doña Manuela Rodrríguez Arias para comunicar el estado de necesidad en el que se encuentra el Asilo y doña Manuela la informa que la escritura de venta del edificio se había otorgado a su favor, circunstancia desconocida para el Asilo.
    Para la reunión celebrada el día 10 de julio de 1904, doña Manuela envía una carta, que dice: ”En contestación a su muy atenta 6 del corriente, debo comunicarles que la Escritura de compra-venta de la casa que habita ese Asilo, está otorgada a mi nombre; y cumpliendo los deseos de mi difunto esposo,(q. e. p. d.), la dono en pleno dominio a la Casa de Caridad del Buen Pastor con las expresadas limitaciones: 1ª De que si este Asilo desapareciere, se fusionara a otro Establecimiento, o variara esencialmente en su organización actual, volverán a mi poder o al de mis herederos el inmueble donado y sus accesorios y 2ª De que dicha casa y accesorios no podrán ser enagenados ni gravados”.
    Para poder satisfacer las obligaciones pendientes de pago se venden la mitad de las acciones.

    Con la ayuda de todos, en la Ciudad de Béjar, esta institución es el mayor símbolo de la fraternidad entre los bejaranos.

    ResponderEliminar
  2. es seguro que mi familia tiene documentos y fotografías de Béjar únicas
    ya intentaré localizar algun@s, y que puedan perdurar a través de quienes le dan valor

    Abrazos de una Bejarána

    ResponderEliminar