3 ene. 2012

Inicio de la radio en Béjar






LOS PRIMEROS APARATOS DE RADIO EN BÉJAR

Antes de la llegada de los aparatos de radio a Béjar, las familias más pudientes disfrutaban del gramófono con el que escuchaban música grabada en discos de pizarra o en rollos.

El gramófono se empieza a vender en Béjar en 1904.

En La Victoria, en marzo de 1906, se comenta la audición en Béjar de este primer sistema mecánico de transmisión de sonido:

Hemos tenido el gusto de oír un magnífico gramófono de la Compañía Francesa que ha adquirido recientemente nuestro amigo don Manuel González Moñibas por conducto del representante en nuestra cuidad de dicha compañía, nuestro también amigo don Enrique Jiménez Martín, conocido relojero.

El citado gramófono es de gran sonoridad y en él se pusieron discos muy bien impresionados, cuyas composiciones, por supuestos morales, nos hicieron pasar un agradable rato.

Don Juan Bautista Zúñiga ha comprado estos días otro de la misma Compañía Francesa y también por mediación del representante señor Jiménez Martín.

Los gramófonos de la repetida compañía son realmente notables.

A los veinte años de la llegada del gramófono a Béjar, en julio 1924, aparece en la prensa bejarana la siguiente nota de sociedad:

El importante industrial don Cipriano Rodríguez-Arias, ha adquirido recientemente un aparato de radiotelefonía Marconifhone de dos válvulas, con amplificador a dos lámparas, de la misma casa, con dos válvulas para alta voz marca Sterling, con el cual se han escuchado perfectamente y con toda claridad, conciertos emitidos desde Londres por la central de Broadcasting. El aparato ha sido montado por el señor García Quilo, Oficial del Cuerpo de Telégrafos. Deseamos que disfruten muchas audiciones el señor Rodríguez-Arias y su distinguida familia.

Es el primer aparato de radio que llega a Béjar.

También en 1924, Alejandro Bella García, Jefe de la Estación Telegráfica y representante de la casa Société Électrique Française adquiere para un grupo de amateurs, un magnífico aparato de radiotelefonía marca Radiola que consta de cuatro válvulas, alta voz y amplificador. Para su instalación viene a Béjar el Oficial Mecánico del Cuerpo de Telégrafos, Carlos Prieto.

En este mismo año, el jefe de la oficina española de Radio Ibérica, Alberto Suiglán, se desplaza a Béjar para ajustar el aparato receptor que tiene instalado en su domicilio el conocido practicante Abelardo Díaz. Se consigue escuchar perfectamente varios conciertos celebrados en París y transmitidos desde la población francesa de Cluny.

Para el verano de 1931, Domingo Rodríguez Grande, propietario de la cafetería de moda, Salón Novelty, situada frente al Parque de La Corredera, solicita al Ayuntamiento la colocación de veladores y sillas y la instalación en la puerta, de un altavoz de radio-gramola.

Antonio Sánchez Romero, en el periódico La Victoria, en febrero de 1933, ofrece el aparato de radio superheterodino americano Pilot, reseñando que le proporcionará innumerables alegrías en el hogar, deleitándoles con las modernas obras teatrales y los más escogidos conciertos de Madrid, Valencia, Barcelona, San Sebastián, Sevilla, París, Londres, Roma y ciento cincuenta emisoras más de todo el mundo. El modelo Liberty a 650 pesetas y el modelo Arco Iris a 495 pesetas.

Durante las ferias de septiembre de 1933, Alejandro M. Cascón expone los nuevos modelos de aparatos de radio de la marca Telefunken, con onda larga, corta y extra corta, equipados de lujoso mueble del más depurado gusto. Se pueden adquirir al asombroso precio de 450 pesetas.

Son varios los establecimientos en Béjar donde se pueden adquirir los nuevos aparatos de radio: Enrique Jimenez, Alejandro M. Cascón, Antonio Sánchez Romero, Segundo Cid Olleros, Ferretería Arias…

En la prensa de Béjar, en 1933, se empiezan a publicar los anuncios de los últimos modelos de aparatos de radio que se comercializan en España.

La relojería de Enrique Jiménez, primer establecimiento bejarano en gramófonos, también vende y repara aparatos de radio. En Béjar llega a ser popular la coplilla “Avise a Jiménez cuando la radio no suene”.

Los aparatos de radio, poco a poco, empiezan a entrar en los hogares donde les aguarda el lugar de preferencia. Sus propietarios tienen que abonar un impuesto por su utilización...



EL IMPUESTO POR TENENCIA DE APARATOS DE RADIO

En 1924, la Dirección General de Comunicaciones recuerda que las estaciones de radio de particulares, emisoras y receptoras, deben de abonar la licencia correspondiente:

La Dirección General de Comunicaciones recuerda que el próximo día 14 se cumple el plazo que el reglamento vigente concede a todas las estaciones radioeléctricas particulares, emisoras y receptoras para ponerse dentro de la legalidad.

En ese reglamento se ha tendido a salvaguardar los intereses de todos los que intervienen en la radiotelegrafía, y para evitar incidentes, siempre enojosos, se advierte a los que pretendan realizar emisiones que deben solicitar la oportuna licencia a fin de eludir la aplicación de sanciones que dicho reglamento determina para las estaciones clandestinas.

En 1926, el Jefe de Telégrafos, Alejandro Bella, recuerda a los poseedores de aparatos de radio que deben de tener licencia, y el abono, tanto de ésta como de su renovación, debe de realizarse del 1º al 15 de enero en la oficina de Telégrafos. El importe de la licencia es de cinco pesetas en sellos de Telégrafos.

Si hubiese alguien que poseyendo aparato no esté provisto de la licencia correspondiente, le ruego encarecidamente, lo haga en ese mismo plazo, pues pasado el mismo, me veré en la necesidad de aplicar las sanciones que especifica el artículo 43 del Reglamento para establecimiento y régimen de estaciones Radioeléctricas particulares.

El Boletín Oficial, en 1930, publica una Real Orden de Presidencia del Consejo de Ministros que obliga a pagar una cuota anual por licencia de uso de aparato de radio receptor particular. Se tasa en cinco pesetas por aparato en domicilio privado y de cincuenta pesetas en lugares públicos como cafés, hoteles, restaurantes, empresas, establecimientos mercantiles, etc. Se deben de ingresar en la Caja de la Junta Técnica e Inspectora de Radiocomunicación. La infracción se sanciona con una multa de diez pesetas por receptor de galena y cien por receptor de lámpara.

En enero de 1937 la Junta Técnica del Estado fija la cuota de diez pesetas anuales para el uso de los aparatos radio-receptores particulares y de setenta y cinco pesetas por cada receptor y altavoz suplementario, instalados en casinos, centros de recreo, hoteles, pensiones, establecimientos y lugares públicos, así como los de venta de material de radio y los agentes y vendedores en comisión de este material.

Los establecimientos benéficos como asilos, hospitales, etc. y para los penitenciarios, la licencia también es obligatoria, pero gratuita solicitándose de la junta técnica inspectora de radiocomunicaciones por conducto de la jefatura de Telégrafos.

Este impuesto estará vigente durante algunos años más.


... HASTA LA PRIMERA EMISORA DE RADIO EN BÉJAR

La radio no está libre también de ser utilizada para una inocentada. En el periódico La Victoria, en 1924, aparece la siguiente noticia:

En la parte más alta de la sierra, en el sitio denominado Castillete del Mapa o Torreón, enclavado en el Collado de las Vacas, cerca de Hoyos Moros, se verificará mañana, a las once y tres cuartos, la solemne ceremonia de colocación de la primera piedra de una recia y elevada torre destinada para una poderosa antena capaz de recoger las hondas más lejanas y emitirlas con una velocidad extraordinaria.

Construyen estas obras los propietarios del importante diario londinense The Thime, con el fin de trasmitir, desde Londres, por radiotelefonía, lo más esencial de sus informaciones, las cuales servirán de base para la edición en castellano que proyectan publicar en nuestra ciudad.

Esta importante empresa piensa adquirir la casa llamada de los veinte vecinos, frente al Parque, en donde instalará las rotativas, linotipias, talleres de fotograbado y oficinas.

En 1925, en la revista Ondas, Órgano Oficial de Unión Radio y de la Unión de Radioyentes, publica un artículo titulado Del gramófono a la galena, que en forma retórica hace referencia al empuje que la radio empieza a ejercer para reemplazar al gramófono:

No menospreciemos demasiado el gramófono, compañeros tele oyentes. Con una bocina a modo de de falda gitana, con la lengüetilla de su aguja que lame ávidamente el plano lleno de música del disco, con su voz reumática o estridente, el gramófono es el padre venerable de la radiotelefonía artística.

Ya sé que antes el viejo Hertz había sorprendido en el espacio la energía de las ondas, y el signor Marconi había logrado atarlas como un manojo para inventar el radiograma. Pero el gramófono fue el primer aparato que logró retener la voz distante y transcribirla con esa facilidad relativa de la mecánica. Ahí está el parentesco entre el gramófono y el arte radiado…


¡Viejo gramófono reumático, que ya bostezas de fatiga en los rincones de las salas: yo no te guardo rencor, a pesar de todo! Eres el emblema del pasado, que va trabajando laboriosamente nuestros días actuales.

¡Quién te iba a decir a ti, tan musculoso y presumido, que ibas a perecer con la obra de esa frágil mariposita de la galena! Veinte años del siglo XX expiran en el ronquido afónico de tu bocina.

La prensa bejarana también comenta que la radio apartará al gramófono a los rincones de las salas para que bostece.

En Béjar se sigue con gran interés la última etapa del hidroavión Plus Ultra de la Aeronáutica Militar Española, desde Montevideo a Buenos Aires, el 10 de febrero de 1926, la travesía se había iniciado en Palos de la Frontera, el 22 de enero. Es realizada por el comandante de infantería Ramón Franco Bahamonde, piloto y comandante de la aeronave; el capitán de artillería Julio Ruiz de Alda y Mígueles, copiloto y el soldado Pablo Rada Ustarroz, mecánico de vuelo.

El evento, escuchado con el aparato de radio de Juan Requena, es anunciado al entusiasmado público bejarano. El periódico La Victoria relata el ambiente existente:

A medida que iba avanzando el día, la ansiedad aumentaba por momentos en nuestra ciudad y todos cuanto poseen aparatos receptores de radio, se situaron a las dos de la tarde delante de ellos, provistos de sus correspondientes auriculares para no perder una sílaba de la retransmisión que la Unión de Radio iba a comenzar de los radiogramas que comunicaba la Sociedad Española de Telegrafía sin hilos.

Poco después de las dos y media se recibió el primer despacho, anunciando que a las quince el comandante Franco emprendía vuelo desde Montevideo para Buenos Aires. Con pequeños intervalos se recibieron otros, en los que se comunicaba haber salido el “Plus Ultra” en un magnífico vuelo, y, a las quince horas y cincuenta y cinco minutos, se recibió el siguiente: “Llegó Franco a Buenos Aires; a las quince horas cuarenta y cinco minutos el hidroavión vuela sobre el puerto” y algo después, a las dieciséis horas y treinta y cinco, la deseada nueva de
haberse posado el hidro a las dieciséis horas y cinco minutos sobre el puerto de Buenos Aires.

Todas estas noticias, que las oímos en el magnífico aparato, desde el primer momento admirablemente sintonizado, de nuestro buen amigo, don Juan Requena, las fuimos exponiendo en una pizarra colocada en nuestra redacción y el comercio del señor administrador de nuestro semanario, siendo acogidas con visible entusiasmo por las numerosas personas que se paraban a leerlas y comentarlas.

A las cuatro y media, aproximadamente, un repique de reloj y todas las campanas de la ciudad, incluso las del Castañar, fue el anuncio general al vecindario de la feliz llegada a Buenos Aires de los intrépidos aviadores, desbordándose entonces el entusiasmo popular y disparándose infinidad de cohetes desde varias casas particulares, muchas de las cuales ostentaban vistosas colgaduras, entre ellas, los balcones de la de nuestra redacción, viéndose muy animada y concurrida la calle Mayor hasta las nueve de la noche, por numeroso público, que con gran alegría comentaba el magnífico éxito del “raid” que tan alto ha puesto el nombre de España…

La Victoria, en 1926, publica un artículo que hace referencia a los progresos en las comunicaciones que concluye vaticinando un avance que en la época era una utopía:

Primeramente los hombres se comunicaban unos con otros, enviando sus cartas y escritos por medio de personas que habían de salvar las distancias a pie o a caballo; después, empleando otros medios de locomoción más rápidos, el tren, el automóvil; pero ya mediante esos aparatos, el teléfono, el telégrafo y la radiotelegrafía, han desaparecido las distancias; de suerte que por medios meramente naturales podemos comunicarnos en unos momentos con todos los habitantes de la tierra; y dentro de poco hasta nos podremos ver en una pantalla.

En abril de 1926 se inaugura la emisora Radio Salamanca, con un horario de emisión de 17 a 23 horas.

En 1928 en la prensa bejarana aparece un artículo relacionado con la radio y la Banda Municipal de Música de Béjar:

Afortunadamente hoy con los gramófonos, primero, y las transmisiones por radio, después, se va formando el gusto por la música, y ya son bastantes los que aún sin tener conocimientos musicales, oyen con atención y hasta con deleite obras que hace algún tiempo les hubieran aburrido y hecho dormir de hastío.

Durante este año, el famoso locutor de Unión Radio, Gonzalo Avelló, retrasmite la composición y condimento del popular guiso bejarano el “calderillo”. Su alocución se recibe con entusiasmo y la prensa local recoge la noticia.

Una charla del bejarano Juan Hernández Petit, emitida por Inter Radio de Salamanca, en septiembre de 1935, titulada “De periodista a escritor y de escritor a charlatán hay sólo un paso”. La mala audición es comentada en la prensa de Béjar:

Entre los radioyentes bejaranos hubo gran expectación y, para escucharle, en distintas casas se congregaron familiares e invitados; pronto se vieron defraudados en su propósito, pues por tener diferentes emisoras españolas la misma longitud de onda, tan solo lograron escuchar múltiples ruidos y sonidos desagradables…

A los pocos días se anuncia otra charla del señor Hernández Petit por la misma emisora que despierta gran curiosidad entre los radioescuchas de Salamanca y se espera que en Béjar se pueda escuchar sin ruidos. En esta ocasión está acompañado de la simpática y popular Pilarín Coquilla.

Por fin se pudo escuchar en Béjar sin los múltiples ruidos y sonidos desagradables.

En 1954 empieza a retransmitir la primera emisora bejarana.




LA PRIMERA EMISORA DE RADIO. RADIO JUVENTUD DE BÉJAR

El día 26 de enero de 1954 se inaugura la primera emisora de radio en Béjar.

Se inicia como Estación Escuela perteneciente al Frente de Juventudes. El indicativo es: Estación Escuela Frente Juventudes número 38.

Se instala en el antiguo palacio de los Duques de Béjar en la Plaza Mayor de Maldonado, siendo Francisco Martín su director, aunque al poco tiempo Gabriel Rodríguez Bruno es quien asuma la dirección, estando unos veinticinco años en el cargo.

La Estación Escuela se empieza a denominar Radio Juventud de Béjar.

Francisco Martín está en la dirección desde el 26 de enero de 1954, fecha de la inauguración de la emisora, hasta el 30 de septiembre de 1954 que es sustituido por Gabriel Rodríguez Bruno.

Gabriel Rodríguez Bruno, sustituye a Francisco Martín hasta el día 20 de febrero de 1958. Ocupará el puesto directivo en otro periodo de tiempo.

En 1958, Radio Juventud de Béjar se traslada del palacio de los Duques de Béjar a la calle Zúñiga Rodríguez.

Hasta la terminación del año 1958 son varios los directores, en funciones, que ocupan el cargo.

Se inicia el año 1959 con un nuevo director, Félix López Iñiguez, que está en el cargo hasta el 15 de enero de 1963.

Como cualquier población que se precie, en Béjar también está Ernest Hemingway. En septiembre de 1959, de camino a Mérida hace una parada en nuestra Ciudad y es entrevistado por Radio Juventud de Béjar.

A finales de 1959 Radio Juventud de Béjar se instala en Los Rodeos del Castañar, y con posterioridad en la subida al Arca Madre.

Paco Marqués al escribir de sus orígenes en Radio Juventud de Béjar, recuerda la etapa en la que la emisora se encuentra en la subida al Arca Madre:

Pero como en mi pueblo había una emisora pariente del SEU, aquello me pareció mucho más hermoso. Era radio Juventud de Béjar, una emisora que pertenecía a la CAR (Cadena Azul de radiodifusión) que era la hermana pobre de Radio Nacional. Estaba en El Regajo, junto al atajo del Castañar, y era un chalet de colorines que parecía la casa de chocolate de aquel cuento de mi niñez. Me dieron el programa de fin de semana que llamé Sábado estudiantil porque se daba los sábados y estaba dedicado a los estudiantes (siempre fui muy creativo con eso de los títulos). Y allí llevaba a mis amigos para animar el cotarro.

Ángel Vasallo que era hijo de un taxista, contaba unos chistes graciosísimos, incluso alguno verde. Nunca faltó Rafa Hidalgo - con voz aterciopelada - cantando romanzas zarzueleras y que más tarde fue solista de Los Arlequines, que era un grupo que tuvo su cosa. Y Pepe Hontiveros - el de la imprenta de la calleja de Las Comadres - contando historias que se inventaba o que había leído, pero que eran apasionantes.

Aquello funcionaba de maravilla. Empezaba a las ocho de la tarde y terminaba a las doce de la noche con discos dedicados incluidos para hacer caja. Eso sí, a las diez teníamos que conectar con Radio Nacional de España para lo del ¡tararí… tararí…! o sea, el Parte. Enchufábamos la vieja radio de madera y se acercaba el micrófono. Todo Béjar se enteraba del pantano que acababa de inaugurar Franco, de la cosecha de limones o de la policía española (que según el Parte era la mejor policía del mundo) que había detenido a unos peligrosos terroristas que vendían el
periódico clandestino Mundo Obrero por la calle de Alcalá.

Gabriel Rodríguez Bruno retoma la dirección el 16 de enero de 1963 y permanece en él hasta 1984.

En 1967 se instalan los equipos emisores en El Castañar, donde permanecen hasta el cierre de la emisora.

El 8 de febrero de 1968 el Asilo de las Hermanitas de Ancianos Desamparados es destruido por un incendio en el que resulta una anciana muerta y otros ancianos con heridas. Para poder ayudar a construir el edificio que alberga el asilo en la actualidad, se realiza el programa radiofónico de la Cadena Ser, Ustedes son Formidables, con el locutor Joaquín Prat; se retransmite desde el Hotel Colón. Colabora Radio Juventud de Béjar en la retransmisión del programa de ámbito nacional.

Los estudios y oficinas de la emisora, en marzo de 1971, se trasladan de la subida del Arca Madre a la calle 28 de Septiembre, 24, bajo, Edificio Madrid. Las instalaciones se inauguran oficialmente el 27 de mayo del mismo año.

En 1972, por imperativo legal, empieza a emitir en frecuencia modulada dejando de difundir en onda media.

El cambio tiene su repercusión en los radioyentes, pues por aquella época se radiaba la novela titulada Simplemente María, y era tal su audiencia que en Béjar y en toda la provincia, que se agotaron todas las existencias de aparatos de radio con F. M.

Béjar en Madrid, en enero de 1977, publica un artículo relacionado con la audición de Radio Juventud de Béjar en Alemania. El articulista manifiesta que los sábados y domingos al conectar nuestra emisora con Radio Nacional de España, durante en el programa Caravana de Amigos, recibe noticias relacionadas con Béjar:

Oímos cuando celebrasteis la fiesta de la Capa, esto fue hace bastante y luego es raro el domingo que una angélica voz femenina, nos resalta algo de ese Béjar del que tu tanto me hablabas.

La angelical voz a la que se refiere es la de Julia Oviedo Periañez.

La Redacción del Periódico comenta la misiva:

Pues aquí tenéis la noticias, componentes de Radio Béjar, os las repartís la felicitación del radioyente y si hasta ahora habéis ensalzado las cosas de nuestra bella ciudad, de ahora en adelante y sabiendo que tiene tanta difusión vuestro programa festivo, hacerlo con más celo, y tú Julita, la de la voz angelical, argumenta siempre que puedas, todas nuestras costumbres, pongo por caso aquella desaparecida de la bendición del ganado y reparto de las manteladas en la iglesia de la Antigua, donde se venera a San Antón Abad, el pasado lunes, día 17 día del chorizo.

Julia Oviedo nos cuenta varias anécdotas que ocurrieron durante el tiempo que estuvo en Radio Juventud de Béjar, entre ellas:

Estando trabajando en la emisora reciben una llamada de una tienda de electrodomésticos de Béjar pidiendo que, por favor, emitieran una canción de Manolo Escobar pues en el establecimiento se encontraba una persona que quería adquirir un aparato de radio para poder escuchar a dicho cantante y no encontraban en esos momentos una emisora que la estuviera emitiendo. Prestos estuvieron en la emisora para cumplir el encargo, consiguiendo que el admirador de Manolo Escobar adquiriera el aparato de radio sin más dilación.

Varios fenómenos parasicológicos ocurren en Béjar motivados por un experimento radiofónico retransmitido por Radio Juventud de Béjar en 1978.

El periódico Béjar en Madrid de fecha 15 de abril, publica el fenómeno parasicológico:

Sesión de parasicología en Radio Juventud de Béjar.

El próximo lunes a las seis de la tarde y desde las antenas de Radio Juventud de Béjar, tendrá lugar una sesión de parasicología a cargo de don Antonio Carretero, quien con solo hablar con el radioyente podrá hacer que este doble cucharas, tenedores, ponga en marcha relojes parados, etc. Al igual que en otra ocasión y en emisión televisiva hiciera Uri Geler. Es de esperar que los bejaranos conecten sus receptores con nuestra emisora a las seis de la tarde y sean testigos de verdaderos casos de parasicología.

Béjar en Madrid, el 22 de abril, esclarece los resultados del experimento:

Nadie mejor para hablarnos de las ciencias ocultas que todo individuo llevamos dentro, que los propios personajes que por medio del teléfono se pusieron en contacto con el Profesor Carretero, y así nos consta que desde el Bar Español llamaron a la emisora para decir que un transistor que estaba averiado, funcionaba perfectamente. La señora Mª del Carmen García dijo que dos relojes que hacía dos años que estaban parados funcionaban. Mª del Mar González también comunicó el funcionamiento de otros dos. Mª de Carmen Pérez, dijo que un radiador que tenía averiado ya funcionaba. Una niña de diez años, Manolita Sánchez Blázquez, con solo frotar un cuchillo lo dobló. Lorenzo Oreja, en la Pensión Extremeño, también dobló un tenedor. D. Miguel García Martín, pidió el dejar de fumar y le entraron una nauseas grandes. Y así le estaríamos contando cosas de este experimento y como dato de mayor importancia fue el que se produjo en el Hotel Comercio, donde el televisor no funcionaba desde hacía unos días y con testigos presénciales se puso en funcionamiento.

En 1978 en la Peña de Francia se instala la estación de frecuencia modulada para el segundo y tercer programa de Radio Nacional.

Por R. D. de fecha 27 de octubre de 1978 se fusionan las cadenas de la Red de Emisoras del Movimiento creándose Radiocadena Española.

El 31 de diciembre de 1984 cesa en la dirección Gabriel Rodríguez Bruno.

El 1º de febrero de 1985 toma posesión el nuevo director, José Emilio de Andrés González, que estará en el cargo hasta el 30 de septiembre de 1986.

Unas nuevas instalaciones de Baja Frecuencia se inauguran el día 21 de febrero de 1986. El Director General de Radiocadena Española, Jordi García Candau, actual director de Radio-Televisión Castilla-La Mancha, inaugura la remodelación de los estudios con los últimos adelantos tecnológicos

José Domingo San Martín Gómez sustituye a José Emilio de Andrés. Ocupa el cargo el 1º de octubre de 1986 y está en él hasta el 30 de junio de 1987.

El 1º de julio de 1987 toma posesión de la dirección Feliciano Muñiz Gutierrez que estará hasta el cierre de la emisora

El 20 de julio de 1988 la emisora de radio de Béjar, perteneciente a Radio Cadena Española, entra a formar parte de Radio Nacional de España Radio 5.

El día 24 de julio de 1991, a las 20 horas cesa la actividad radiofónica por aplicación del Plan de Implantación Territorial de Radio Nacional de España, S. A. quedando conectada a Radio 1.

A finales de 1992 se cede el local con los estudios y el material técnico y mobiliario, propiedad de RNE, por un alquiler simbólico, al Ayuntamiento de Béjar para la instalación de Radio Béjar Emisora Municipal. El alcalde es Ángel Calvo.

Los diferentes indicativos que tiene la emisora de radio de Béjar, son los siguientes: Estación Escuela Frente Juventudes (E. F. J. – 38), Radio Juventud de Béjar - Cadena Azul de Radiodifusión (CAR), REM-CAR, Radiocadena Española y Radio Nacional de España.

Entre los programas que más tiempo se mantiene en antena se encuentra Música para todos, que está desde 1965 hasta 1984. Programa eminentemente musical, presentado por Julia Oviedo Periañez durante la segunda etapa que trabaja en la emisora. El Programa había intercambio de correspondencia, sugerencias y saludos entre los oyentes de toda la comarca.

El programa decano es La Zarzuela, que permanece ininterrumpidamente en antena desde 1965.
A Aniceto García García es distinguido con el Gallo de Oro de la CAR 1973.

La Emisora participa en varias actividades extra-radiofónicas, entre ellas, Operación Sonrisa, en 1964, en la que se repartieron juguetes a los niños de la Ciudad y Operación Abuelo, el día 26 de noviembre de 1967, en el que se realiza un homenaje a todos los ancianos de Béjar y Comarca con la celebración de un banquete y una fiesta. También participa, desde 1985, en la retransmisión en directo de la tradicional romería a la Peña de la Cruz y el día 14 de febrero de 1987 realiza una emisión especial y una fiesta para celebrar el Día de los Enamorados.



PERSONAS VINCULADAS A RADIO JUVENTUD DE BÉJAR

Entre las personas que han trabajado en Radio Juventud de Béjar se encuentran:

BARRAGÁN, Basilio. Técnico de sonido de Radio Juventud de Béjar.

DE ANDRÉS GONZÁLEZ, José Emilio. Director durante el periodo 1985 y 1986.

FRÍAS BUENAVISTA, Genoveva. Es de las primeras locutoras de Radio Juventud de Béjar. Con posterioridad está una segunda época durante los años 1964 y 1965.

GARCÍA GARCÍA, Aniceto. Administrador desde 1961 hasta el cierre de la emisora en 1991.

GARRIDO ÁLVAREZ-MONTESERÍN, Valentín. Gestor de Publicidad desde 1984 a 1989.

GÓMEZ DE ELENA, Helí Rolando. Natural de Salamanca. Estudia en la Escuela de Peritos de Béjar. En Béjar organiza actividades, entre ellas, campeonatos de futbol y marchas montañera. Es uno de los primeros locutores de Radio Juventud de Béjar en su fundación.

Su afición a la radio le lleva a trabajar de locutor en Radio Nacional de España. En 1964 participa en las pruebas del Centro Emisor del Atlántico de RNE.

Trabaja de actor, junto a Encarna Sánchez, Jesús Puente, José Mª Íñigo, Juan Pardo, Rafaela Aparicio… en la película A 45 revoluciones por minuto, comedia musical realizada en 1969.

De RNE pasa a trabajar a Televisión Española.

En TVE recuerdan una anécdota de Rolando ocurrida en 1975. En el Telediario, al dar la noticia referente al discurso de Hassan II a su pueblo anunciando la finalización de la Marcha Verde, lee el discurso del rey Juan Carlos en su primera aparición pública como Jefe de Estado en funciones en el Aaiún.

A lo largo de varios años en TVE presenta el Telediario en la Primera Cadena. Entre ellos, en 1977, siendo el director Ladislao Azcona y en 1978 bajo la dirección de Pedro Macía.

Durante varios años se encarga de retransmitir el Sorteo Extraordinario de la Lotería Nacional.

En 1980 consigue el premio anual de la Radio. En 1982 es Jefe de los Servicios Informativos de Radio Nacional de España, con posterioridad será Delegado de RNE en Salamanca hasta su jubilación.

Fija su residencia en Torremolinos donde es muy querido por sus amigos y convecinos. Fallece en abril de 2011. Dispone que sus propiedades sean repartidas entre organizaciones benéficas y amistades.

GONZÁLEZ PÉREZ, Heliodoro. Técnico de mantenimiento desde 1956 hasta 1975.

HERNÁNDEZ SÁNCHEZ Juan Manuel - “Millán”. Aunque con la categoría laboral de Ordenanza, realiza tareas de Técnico de Control y Sonido desde 1958 hasta 1979. Fallece en 1984.

LÓPEZ ÍÑIGUEZ, Félix. Director de 1959 a 1963.

MARQUÉS BARTOLOMÉ, Francisco. Nace en Madrid, a los dos años su familia se traslada a Béjar. Sus primeros estudios los realiza en el colegio de don Rufo, el bachillerato en la Academia Amacardi y el peritaje en la Escuela de Peritos; una vez terminada la carrera parte para Madrid.

Colabora en Radio Juventud de Béjar presentando un programa de variedades, con quien es su primer maestro en el mundo de la radio, Heli Rolando. Es actor en el Teatro Español Universitario. Realiza la carrera de Publicidad. Trabaja en Publicidad Alas, de donde pasa a Cadena Ser para encargarse de la dirección de algunos de sus programas, entre ellos, Carrusel Deportivo; en esta emisora está unos quince años. A finales de 1987 comienza a trabajar en la Cadena COPE como director creativo.

Es autor del sainete El nieto de don Lorenzo, estrenado en el Teatro Alcázar. Escribe el libro Introducción a los Medios de Comunicación y la historia novelada La radio que nos parió en el que cuenta muchos momentos que vive en Béjar.

Miembro de la junta de la Asociación de la Radio Comercial en España de la Academia de las Artes y las Ciencias Radiofónicas y profesor en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, del Máster de Radio en ESIC y de la Fundación COPE.

Nunca se separa de Béjar, es el pregonero en las fiestas de Los Praos, articulista en Béjar en Madrid… En febrero de 2000 pronuncia una conferencia en el Casino Obrero de la que Béjar en Madrid publica una reseña:

El sonido de la radio inundó de recuerdos a todos los asistentes. Los salones del Casino Obrero de Béjar se volvieron a quedar pequeños para acoger al numerosísimo público que el pasado sábado, día 5, se dio cita para escuchar la charla que Paco Marqués, Director Creativo de la Cadena Cope, dedicó a la historia de la radio, charla y no conferencia, como el propio Marqués no dudó en matizar para quitarle seriedad al asunto. La presentación corrió a cargo del Presidente del Ateneo, José Hontiveros, amigo personal suyo.

Dos horas duró la charla, en las cuales los presentes se deleitaron con las semblanzas del, quizás, más evocador de los medios de comunicación porque como él dijo, tiene la ventaja de carecer de imágenes, pues no hay ninguna mejor que las que imaginamos.

La charla estuvo amenizada, como no podía ser de otra manera, con cortes radiofónicos de la época. Desde la primera y lacónica emisión desde Barcelona, el origen de Radio Nacional, hasta los más recientes documentos sonoros, desde la importancia de la radio como instrumento político en los partes de guerra, como el de la victoria de los nacionales en 1939 o la clandestina Radio Pirenaica en los años siguientes; hasta los ingenuos folletines, deliciosa mezcla de teatro y culebrones, cortes publicitarios, anuncios, sintonías y cabeceras, como las primeras de la Cadena Ser, todo ello con un inconfundible sabor a posguerra…

Paco Marqués fallece en Madrid en julio de 2010 a los 67 años de edad.

José Álvarez Monteserín en su crónica póstuma dice que fue una persona emprendedora, de las que rompen moldes, de mucha iniciativa; que siempre transmitía, incluso en sus momentos bajos, una energía contagiosa. Era hombre de sumas, no de restas. Se hizo a sí mismo, con sencillez y esfuerzo, cogiendo lo que le parecía interesante de lo que la vida le presentaba y desechando lo que le parecía superfluo.

MARTÍN, Francisco. Es el primer director de la Estación Escuela perteneciente al Frente de Juventudes, número 38, en 1954.

MUÑIZ GUTIERREZ, Feliciano. Director en 1987.

OVIEDO PERIAÑEZ, Julia. Como todas las personas que trabajan en Radio Juventud Béjar denota una pasión inmensa por la radio.

Empieza a trabajar en Radio Juventud de Béjar en 1956, estando unos tres años. En enero de 1969 se reincorpora a las ondas y seguirá en dicha emisora hasta el año 1972 que el Gobierno decide quitar la emisora porque considera que la población de Béjar es menor al número de personas que estima para tener este tipo de emisora de radio. Pasará a Salamanca.

Deja las ondas en 1991 cuando se cierra la emisora.

RODRÍGUEZ BRUNO, Gabriel. Jefe Local del Movimiento Nacional en Béjar. Director de Radio Juventud de Béjar donde presta sus servicios durante unos 25 años. Realiza tareas periodísticas e informativas. Investigador de la historia de Béjar, en particular del periodo 1808-1812, dando como resultado el libro Guerra de la Independencia, publicado en 1993. También escribe un libro de cuentos inspirado en su infancia.

Es hijo de Gabriel Rodríguez López, fabricante de paños en Béjar, Secretario de la Agrupación de Fabricantes de Béjar-Hervás. Cronista Oficial de Béjar tras el fallecimiento de don Juan Muñoz. Recibe la primera Abeja de Oro, en 1968. Es el segundo presidente del Centro de Estudios Bejarano.

Gabriel Rodríguez Bruno fallece en Béjar, en julio de 2010, a los 88 años de edad.

En la crónica póstuma realizada por Ángel Gil en Béjar en Madrid dice de él que siempre se presta a realizar proyectos y conquistas a favor de los bejaranos.

SAN MARTÍN GÓMEZ, José Domingo. Director durante 1986 y 1987.

SÁNCHEZ DORADO, Eduardo. Redactor desde 1978 hasta el cierre de la emisora en 1991. Con posterioridad es nombrado director de varias emisoras de RNE, termina su carrera profesional en la emisora de Salamanca donde se jubila en el 2010.

A lo largo de la existencia de Radio Juventud de Béjar son varias las personas contratadas para programas con carácter permanente, entre ellas, Mª Ángeles Borrajo Vicente “Gel”, José Francisco Merino Domínguez,…

Una persona muy entrañable y querida en Béjar, distinguido a título póstumo “Bejarano Ilustre”, era Ruperto Fraile Álvarez. Colabora en Radio Béjar durante más de cinco años en los que va desgranando sus recuerdos y haciendo más cotidianas las tradiciones bejaranas. Fallece en 2011.

Algunos de los que forman parte del equipo de Radio Béjar desempeñan después cargos directivos en RNE como Manuel Ventero que es director en Marbella, Estanislao Ramírez director en Cádiz, José María Pedrero director de informativos o Eduardo S. Dorado director en Melilla y Salamanca, ya jubilado.

Hay además, desde el año 1985, una emisora de Antena-3 que emite desde la calle Recreo y a partir de 1991 otra emisora denominada Radio Estudio que emite desde La Corredera. Ambas se fusionan pasando a depender de la Cadena Ser que emite hasta nuestros días.






Agradecimientos:




ANTONIO RODRÍGUEZ MARTÍN, buen amigo, por las gestiones realizadas para conseguir datos referentes a Radio Juventud de Béjar.

JULIA OVIEDO PERIAÑEZ por los testimonios de su estancia en Radio Juventud de Béjar.

Mª ÁNGELES BORRAJO VICENTE “Gel” por su aportación de fotografías y datos de Radio Béjar.

ANICETO GARCÍA GARCÍA por el aporte de información de Radio Béjar


JAM-BÉJAR.

2 comentarios:

  1. Es una pena que no se recuerden a mas personas como: Los hermanos Vaquero, Jerónimo y Manuel, ambos técnicos de sonido actualmente en RNE Valladolid y Madrid, Javier Moreno RNE Guadalajara, Santiago Cribeiro de Unamuno... La parte técnica siempre olvidada! GRACIAS

    ResponderEliminar
  2. Me encantan leer este tipo de entradas en el blog. Sobre todo cuando han estado tan presentes en tu vida como es mi caso. Mi bisabuelo era Gabriel Rodríguez López y mi abuelo Gabriel Rodríguez Bruno y mis recuerdos con él cuando iba a verle a la radio en su etapa de director son extraordinarios y de toda la gente que allí trabajaba. Mi abuelo siempre ha hecho mucho por Béjar pero parece que nadie se acuerdo asi que leer esto me ha hecho muchísima ilusión. Gracias.
    Un saludo Ana

    ResponderEliminar