19 nov. 2011

Congreso de los Diputados

En las puertas del Congreso, el día 7 de octubre del año 1868, el general Prim recibió una entusiasta y patriótica acogida del pueblo de Madrid, de la Junta Revolucionaria de la Latina y de los representantes del comercio. Dieron sitio de preferencia a los comisionados bejaranos, que ostentaron una sencilla bandera de luto, con la sola inscripción: Béjar. “Béjar, en medio del júbilo que sentía por el triunfo de la Revolución estaba de luto, luto que salía del corazón, y podía expresar de otra manera su simpatía y su amor hacia el incansable caudillo de la libertad, a quien con tanto júbilo y alegría saludaba al pueblo de Madrid”.

Al día siguiente, en el periódico La Iberia, los representantes bejaranos daban las gracias por las atenciones recibidas. En los mismos términos, se dirigieron a la junta de distrito del Congreso.

Isabel II fue destronada y expulsada de su patria el 26 de septiembre del 1868, yendo a residir a París. En 1870 abdicó en su hijo don Alfonso, que con el tiempo sería Alfonso XII. El derrocamiento de la reina, la nueva Constitución de Cádiz... hace pensar en una transformación en la que pudiera llegar el pueblo a ser ciudadanos de pleno derecho.

Por los hechos ocurridos en Béjar durante los años 1867 y 1868, la calle Mayor de Santa María pasó a llamarse calle del 29 de Agosto; la calle del Puente, calle de la Libertad; Ronda de Campopardo, 28 de septiembre y la entrada a la ciudad más cercana a la Plaza Mayor desde la Cuesta de los Perros, Puente Alcolea.

En la actualidad, la calle de Víctor Gorzo, también nos recuerda la contienda. Herrero bejarano que fabricó los cañones con los que la población bejarana se enfrentó a las tropas isabelinas y que, dos de ellos, se conservan en el Museo del Ejército de Madrid.

La repercusión en Madrid de los hechos ocurridos en Béjar en 1868, también motivó el cambio del nombre de dos de sus calles, Colegiata y Plaza del Rey por el de Béjar. Estas, con el tiempo, volvieron con su antiguo nombre. En la sesión celebrada el día 2 de marzo de 1887, el Excmo. Ayuntamiento de Madrid, acordó que la calle Boca, del distrito de Buenavista, pase a llamarse Béjar, nombre por la que se la conoce actualmente.

El gobierno de la nación presidido por Prim, concede a la ciudad de Béjar, los dictados de Liberal y Heroica, que usará juntamente con sus antiguos timbres. El decreto se firma en Madrid por el ministro de la Gobernación, don Práxedes Mateo Sagasta, el día 18 de Noviembre de 1868.

JAM-BÉJAR. Pancarta de Béjar en Madrid. Publicado en Béjar en Madrid el 1º de septiembre de 2000.
La Constitución de 1869 está considerada como la primera constitución democrática de nuestra historia. En ella se consolidaban los principios del liberalismo democrático que habían triunfado en la revolución. Las principales características de esta revolución: Soberanía nacional, sufragio universal masculino, derechos y libertades (aparecen por primera vez la inviolabilidad de la correspondencia y la libertad de trabajo para los extranjero), se otorga la libertad de cultos, forma del Estado y de gobierno (Monarquía Democrática con los poderes del Rey limitados por la propia Constitución)...

No hay comentarios:

Publicar un comentario