25 nov. 2011

General Pardiñas


















General Pardiñas en la batalla de Maella, Octubre 1838.

En la Primera Guerra Carlista(1), 1833-1840, el general Don Ramón Pardiña(2) que está conteniendo a las tropas carlistas en Asturias, se dirige al Sur para enfrentarse a las tropas de don Basilio Antonio García, que derrota en Baza el día 5 de febrero de 1838. El 29 de febrero, don Basilio con nuevos refuerzos se enfrenta nuevamente al general Pardiñas en Castril (Granada), donde vuelve a ser derrotado y sus tropas dispersas. En su retirada hacia el norte, los carlistas saquean Almadén. Don Basilio acrecienta sus tropas y llega hasta Cáceres. Para frenar su avance, el general Pardiñas se desplaza a Plasencia, donde llega el día 1 de mayo, haciendo que don Basilio huya hacia Béjar con más de tres mil combatientes. En Béjar pretende llevarse paños para uniformar a su tropa y exige una gran cantidad de dinero dando un plazo de cuarenta y ocho horas para su entrega.


La noche del día 3 de mayo, el general Pardiñas, con ayuda de la milicia de Aldeanueva, entra en Béjar por la Puerta del Pico; hace numerosas bajas, entre ellas, un pelotón que se resiste en la Plaza Mayor. Libera a seiscientos prisioneros, entre los que se encuentran sesenta oficiales. Don Basilio huye por la Solana, pasando por las Bañaduras hasta Navacarros. Los soldados de don Basilio se hallan desmoralizados para atacar nuevamente a los bejaranos y deciden proseguir su marcha hacia el Norte.

La tropa bejarana se organiza en el Murallón, unos ochocientos hombres armados con fusiles, que parten hacia el Ayuntamiento junto con la corporación municipal y la bandera de la Ciudad. En la iglesia de Santa María se dan las gracias por la victoria. Por la tarde, en la Plaza Mayor se festeja corriendo reses bravas atadas con maromas. Se realizan funciones en el Teatro Principal y las familias celebran el éxito con meriendas en Santa Ana y en el Regajo de los Moros.

El general Pardiñas pierde la vida en un enfrentamiento con el ejército carlista en la Batalla de Maella (Zaragoza), el 1 de octubre de 1838, a la edad de treinta y seis años.

Al llegar las fuerzas carlistas, los fondos municipales se esconden en Barrioneila, en el patio de la casa del general Bolaños, junto a un pilar situado en la entrada.

(1) En las Guerras Carlistas interviene don Juan José Tena Hernández-Agero. Nace en Béjar en 1787. Inicia su carrera militar en el año 1808. Combate con el Ejército de Castilla contra los franceses. En 1816 se incorpora al Ejército Real de Operaciones del Alto Perú,
al conseguir la independencia en 1824, es hecho prisionero de guerra. Regresa a España en 1826

(2) - En la sala de sesiones del ayuntamiento hay un cuadro del general don Ramón Pardiñas regalado al pueblo de Béjar por el marqués de Casa Pardiñas.

12.11.1837 - EL Guardia Nacional - Salamanca 25 de octubre - La facción que invadió la provincia de Salamanca por el puerto de Baños, compuesta de 1.000 hombres y 500 caballos, gente la más despreciable, después de haber saqueado e impuesto una contribución al pueblo de Béjar, intimó la rendición del Barco de Ávila.

15.05.1838 -El Guardia Nacional - Derrota de Basilio. Gaceta extraordinaria de Madrid del 5 de mayo. Partes recibidos en el Ministerio de la Guerra. Ejercito del Norte, 2ª división. Desde Plasencia comuniqué a V. E. el movimiento de Basilio hacia este punto el cual debía dirigirme desde luego para proporcionarme algunos de los recursos que esperaba. Me puse en marcha a las 11 de la mañana y le ha bastado a mi división una hora de descanso para hacer diez leguas por un terreno extremadamente peligroso: llegué al amanecer y he sorprendido al enemigo en el momento que estaba tocando la diana: el combate aunque de corta duración fue muy sangriento; pero en pocos minutos nuestras tropas ocuparon la población, arrollando cuanto les oponía resistencia.

Treinta y cinco heridos y entre ellos muchos jefes y oficiales, 125 oficiales y 493 soldados hechos prisioneros, tal es el resultado de esta gloriosa acción que ha destruido todas las esperanzas de Basilio. Jara, su hijo, Ovejero, Tercero, Cuesta, Carrasco y otros jefes de importancia han caído en mi poder.

Bien que de poca importancia, nuestra pérdida ha sido vivamente sentida. El valiente capitán de cazadores de África, don Mariano Aznarez ha muerto gloriosamente, dos otros oficiales heridos y un corto número de soldados han sellado con sangre su decisión por la causa de la libertad.

No puedo menos de elogiar la constancia que ha manifestado mi valiente división: pues sin calzado ha hecho en siete días una marcha de 50 leguas atravesando las montañas de la Mancha y de Toledo y las quiebras de Extremadura: nada ha detenido el ardor de mis soldados que no podía más que batirse y vencer.

Honor a sus valientes oficiales, lo mismo que a sus dignos jefes el brigadier don Cayetano Urbil y el coronel don Pascual Álvarez, quienes en esta acción han dado pruebas de aquella intrepidez que conduce siempre a la victoria. Tan luego como me sea posible dirigiré a V. E. un parte más detallado. Dios guarde a V. E. muchos años. Béjar 5 de mayo de 1838. Ramón Pardiñas.

Del parte detallado de la gloriosa sorpresa que hizo el general Pardiñas a la facción Basilio en Béjar, resulta que quedaron prisioneros en nuestro poder un brigadier, 4 coroneles, un teniente coronel, dos comandantes de escuadrón, 8 comandantes de infantería, 4 segundos comandantes, un segundo comandante ayudante de estado mayor, tres capitanes de infantería, 19 ídem. de infantería, un teniente adicto al estado mayor, 52 tenientes, 34 subtenientes, 3 capellanes, 4 cadetes, 5 distinguidos, 5 comisarios, un auditor de guerra, 5 físicos, un boticario, 4 factores, un oficial de contaduría y un practicante, cuyos nombres se individualizan, y a más 45 sargentos, 41 cabos y 400 soldados. Entre los tenientes se hallan don Magis Romagosa y don José Romagosa hermano e hijo del cabecilla del mismo nombre tan conocido en Cataluña.

06.1838 - Instructor o Repertorio de Historia, Bellas Letras y Artes - Después de la dispersión de las tropas facciosos de Basilio el 14 de marzo, junto al Guadiana, y haber vagado por los montes de Toledo hasta reunirse a fin del mes, pasó el Tajo a las de 3 de la mañana del 28, con 2.000 hombres, por el vado de Austan, junto al Puente del Arzobispo. Luego que el general Pardiñas fue informado de este movimiento pasó el Tajo, y logró alcanzar al enemigo en Béjar, a donde le atacó y derrotó completamente como manifiesta en el parte siguiente (se inserta). Dado en Béjar 5 de mayo de 1838, de don Ramón Pardiñas.

18.09.1839 - El Constitucional - Plasencia 30 de agosto. El cabecilla Montejo, que se retiró a Portugal después de la completa derrota que en Béjar sufrieron todas las facciones de Extremadura y la Mancha, juntamente con la expedición de Basilio por el tan valiente como desventurado general Pardiñas, acaba de volver a España y a esta provincia con 50 bandoleros, la mayor parte portugueses, y todos montados aunque mal. Vienen haciendo lo de siempre, saqueando y llevando rehenes...

BÉJAR EN MADRID. Publicado en el Especial de Navidad de 2009. Béjar, Ciudad de cuatro entradas. JAM-BÉJAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario