26 jun. 2009

ANTONIO VARAS








Antonio Varas de la Rosa, nació gato es decir madrileño y chulapo, aunque a Dios-gracias, pronto mudó sus afiladas uñas por suaves pinceles.

Se licenció en B.B.A.A. por San Fernando, y tuvimos la gran fortuna de que ilustrara desde su Cátedra en el Ramón Olleros de Béjar durante varios años.

Actualmente reside en Salamanca imparte clases en el I.E.S “Torres Villaroel”.

Cuando se despidió de Béjar parte de su alma (tal vez sin su permiso), quedó en las aulas del Palacio Ducal, en esas calles que supo plasmar con esa pintura mezcla de realidad e ilustración de cuentos, y en la distinción que sentimos los que le conocimos en ese periodo.

Su aspecto joven (que lo es), quizá se deba a esa peculiaridad que tienen los camaleones de mimetizarse con el medio que les envuelve, ya que solitariamente con su edad alguna cana en el cabello lo difiere del mocerío de sus discípulos.

Aunque nada tiene que ver, su agradable pintura, traen a mi mente, los esbozos que Da Vinci trazaba para plasmar sus inventos, Antonio, con obstinación, se empeña en inventar, diseñar y perfeccionar el paraguas sin palo. Al contrario que aquel que se empeño en poner palo a los caramelos.

Gracias por deleitarnos con tu pintura, por el tiempo que disfrutamos embobados en las exposiciones buscando caras y grotescas narices en el entramado de tus obras.

Por todo ello te has hecho un hueco en este Blog, en el lugar de los “Pintores Bejaranos”, que aunque no seas Bejarano, si te apetece nosotros te adoptamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario